Aunque la base de una correcta higiene bucodental es el cepillado, hoy día existen más recursos para aumentar la protección sobre nuestra cavidad oral.

Entre las herramientas adicionales que podemos utilizar está el irrigador oral. Este aparato arroja chorros de agua a presión sobre los dientes y las encías, consiguiendo numerosos beneficios para tu salud oral.

¿Quieres conocer cuáles son esas ventajas de utilizar el irrigador oral en tu limpieza diaria? ¡Sigue leyendo!

Motivos por los que utilizar el irrigador oral en tu día a día

·         Mantener el aliento fresco

Con este artilugio de higiene profunda, la sensación de limpieza es mayor. El irrigador combate la halitosis y te concede bienestar constante.

·         Reducir el nivel de placa

Este dispositivo no solo protege tu esmalte, sino que reduce significativamente las posibilidades de sufrir caries. Usarlo te ayudará a luchar contra la placa bacteriana y el sarro.

·         Reducir la inflamación y el sangrado

Este aparato eléctrico estimula las encías como si recibieran un masaje. Esto las fortalece, evitando la aparición de gingivitis o periodontitis.

Desde tu clínica dental en Palma de Mallorca, te recomendamos el uso de irrigador oral. Especialmente, si llevas implantes o sigues un tratamiento de ortodoncia. También es una solución ideal si padeces sensibilidad dental. Esta herramienta no te producirá ese dolor que sientes al emplear hilo dental o cepillos interproximales.

Vota este post