Aunque ya sabemos que una rutina de higiene bucodental diaria es perfecta si prestamos atención al cepillado, desde nuestra clínica dental en Palma de Mallorca te aconsejamos complementarla con otros elementos de limpieza oral como el hilo dental, el enjuague bucal o el irrigador.

¿Qué es exactamente un irrigador oral?

Este instrumento está especialmente recomendado para pacientes con ortodoncia, ya que permite eliminar con facilidad los restos de placa bacteriana que queda alojada entre las piezas dentales.

Por otra parte, es muy efectivo para arrastrar los restos de comida adheridos en las piezas dentales, especialmente en las zonas donde los filamentos del cepillo no pueden acceder, debido a que su sistema aplica un chorro de agua a presión.

Ventajas del irrigador oral en tu cavidad oral

  • Complementa la higiene oral diaria, haciéndola más efectiva y profunda. Como ya te hemos comentado, es más fácil alcanzar los rincones de difícil acceso de la cavidad oral.
  • Combate la halitosis, manteniendo tu aliento más fresco. Al arrastrar consigo las bacterias, consigue que tu aliento tenga un frescor duradero.
  • Previene la caries dental y los problemas en las encías, ya que, como hemos comentado anteriormente, elimina los restos de comida alojados interdentalmente y hace que nuestra sonrisa luzca mucho más sana y fuerte.
  • Ayuda a prevenir la aparición de sarro,convirtiéndose en un gran aliado para evitar el endurecimiento de la placa bacteriana. No obstante, es fundamental recordar que el sarro únicamente puede ser eliminado por completo mediante la realización de una limpieza dental profesional o profilaxis.

Para que el irrigador oral tenga en tu sonrisa los efectos deseados, desde DENT te aconsejamos hacer uso de él diariamente. Y, por supuesto, te recomendamos acudir a nuestro centro en Palma de Mallorca para realizarte una limpieza oral profesional y completa, al menos, una vez al año. ¡Te esperamos!

Vota este post