Por lo general, dada la diferencia de coste entre los cepillos de dientes manuales y los eléctricos, es común preguntarse si comprar un cepillo de dientes eléctrico podría realmente marcar una diferencia. Por ese motivo, en nuestro artículo de blog queremos resolver todas las dudas que puedas tener al respecto. ¡Sigue leyendo!

Diversos estudios demuestran que los cepillos de dientes eléctricos son óptimos para reducir la placa y la gingivitis. Para apreciar por qué un cepillo de dientes eléctrico puede marcar la diferencia, es importante reconocer las ventajas de usarlo. A continuación, desde nuestra clínica dental en Palma de Mallorca, te damos las dos razones principales que debes conocer:

Técnica de cepillado

Algunas personas tienen tendencia a cepillarse los dientes con demasiada fuerza; otras no con la suficiente. Con un cepillo de dientes eléctrico, la técnica no es un factor fundamental porque el cabezal del cepillo realiza todo el trabajo por ti.

La colocación del cepillo

Siguiendo los consejos de tu dentista en Palma de Mallorca, lo ideal es que las cerdas del cepillo entren en contacto con el diente cerca de la línea de las encías para eliminar la placa de la superficie del diente y de la hendidura gingival.

Si la placa no se elimina, las encías pueden inflamarse y sangrar, lo que da lugar a la gingivitis. La colocación correcta del cepillo de dientes durante el cepillado elimina la placa de las encías y ayuda a prevenir la gingivitis.

Aunque el uso de un cepillo eléctrico no nos ayude en la posición correcta del cepillo, simplifica las cosas porque el cabezal del cepillo es el encargado de realizar todo el trabajo y el temporizador permite saber durante cuanto tiempo nos hemos estado cepillando.

Si tu dentista te ha recomendado un cepillo de dientes eléctrico, es una inversión que vale la pena considerar. No solo puede simplificar tu rutina de cepillado, sino que también mejora tu salud bucodental. Pide tu cita con nosotros y te ayudamos en lo que necesites.

Vota este post